Pasar al contenido principal

Instalación de nuevo enclavamiento electrónico en la estación de Zamora

Instalación de nuevo enclavamiento electrónico en la estación de Zamora

Instalación de un enclavamientos electrónico S3e, homologado por RENFE y desarrollado conforme a los más exigentes requisitos de seguridad establecidos en la normativa del Comité Europeo de Normalización Electrónica (CENELEC) en la estación de Zamora. En lo referente a los bloqueos se instalaron  BLAB (Bloqueo de Liberación Automática Banalizado) realizados mediante contadores de ejes, además se realizan las siguientes actuaciones:

  • Integración del enclavamiento de Zamora en el CTC de León.
  • Instalación de equipos de Alimentación ininterrumpida (SAI), etc.
  • Obra civil asociada a la reforma de cabina.
  • Cableado asociado a la instalación del nuevo enclavamiento electrónico.

Este enclavamiento fue diseñado por Enyse para facilitar su implantación en una gama amplia de instalaciones ferroviarias y adaptarse  de  forma flexible  a    diferentes criterios operativos de señalización y con una configuración modular que permite adaptar los equipos al tamaño específico de cada estación.

El enclavamiento permite sin afectar al hardware básico y mediante la adición de los elementos necesarios, la interconexión con los demás elementos instalados o que se instalen en reformas sucesivas, como pueden ser pasos a nivel, circuitos de vía convencionales, sistemas de bloqueo y telemando.

El sistema, está configurado como “2 de 3”, equipado con tres ordenadores que funciona bajo un principio de redundancia orientada a la Seguridad, que exige el acuerdo de al menos dos ordenadores para emitir órdenes hacia los elementos de campo. Este principio de redundancia se aplica también a la lógica de control de los Módulos de Entradas y Salidas.

Dicha configuración redundante ofrece la seguridad requerida por los Enclavamientos Electrónicos para sistemas de señalización ferroviaria, además una alta disponibilidad, ya que un fallo simple no afecta a la continuidad del servicio, asegurada en ese caso por los dos ordenadores restantes sin menoscabo alguno de la seguridad.

Su diseño es “fail-safe”, diseño libre de fallos, asegurando la detección automática de fallos y la ausencia de estados inseguros por parte de la instalación. Para lograr tal fin los sistemas son redundantes en software y hardware.